Inicio Nacionales Aumenta importación de autos eléctricos e híbridos en Perú, ¿cómo impulsar su...

Aumenta importación de autos eléctricos e híbridos en Perú, ¿cómo impulsar su uso?

194
0

La AAP plantea trabajar en una normativa de incentivos arancelarios y tributarios tomando en cuentas que el mercado para este tipo de autos aún es incipiente. Los detalles, aquí.

En los ocho primeros meses del año, la importación de vehículos eléctricos e híbridos sumó 269 unidades, superando en más de 50% al registrados en todo el 2018 cuando se importó 175 unidades: en concreto se trajo a Perú 253 autos híbridos y 16 eléctricos a agosto de 2019, según la Asociación Automotriz del Perú (AAP).

Para el gremio, si bien todavía es un mercado incipiente en comparación con el total de vehículos que se importan, prevé que se incrementen de manera importante en los siguientes años.

Aclara, que un tema al que se le debe poner atención son los altos precios de este tipo de vehículos. Hacia esta meta, para la AAP es imperioso trabajar en una normativa de incentivos arancelarios y tributarios.

Cuadro

Dado que ya existen experiencia como de las empresas Enel X, BYD y Taxi Directo (en Lima) y Engie e Integra Perú (en Arequipa) con la puesta en marcha de los primeros pilotos de taxis eléctricos.

El proyecto en Lima consiste en la operatividad de dos taxis 100% eléctricos que circularán durante seis meses para reunir información sobre su rendimiento, costo y ahorros, la reducción de emisiones, así como también las eficiencias y las funcionalidades de los cargadores inteligentes.

Una información que servirá para evaluar la implementación de una flota mayor de hasta 30 vehículos.

Mientras que en Arequipa, las empresas Engie, Hyundai y Taxi Premium comenzaron a circular los primeros taxis 100% eléctricos con miras a que la población de la región conozca los beneficios de la electromovilidad. Este proyecto piloto tiene una duración estimada de dos meses y recorrerá, aproximadamente, 160 kilómetros al día.

-Incentivos necesarios-

Para la AAP es fundamental implementar –para su uso– un marco de acciones y políticas, que deberán estar orientadas a promover que tanto el consumidor, importadores y empresas distribuidoras de autos, canalicen parte de sus esfuerzos hacia el sector de vehículos eléctricos.

Así, recuerda que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publicó hace tres años una investigación en la que se recogen algunas medidas que podrían incentivar el crecimiento de la adquisición de autos eléctricos en América Latina.

Estos son:

  • Incentivos financieros
  • No financieros

En el caso de los financieros, plantea –por ejemplo– la disminución del impuesto vehicular, subsidios en las cuentas de energía eléctrica si tiene un vehículo de esa naturaleza, excepción en el pago de peajes, por mencionar algunos.

Sería también interesante evaluar –precisa el BID– la posibilidad de reemplazar el impuesto vehicular actual por un sistema que grave las emisiones de carbono como es en Europa y en algunos países de América Latina como Chile.

También se podría estudiar la alternativa de un esquema de tarifas eléctricas diferenciadas, de parte de las generadoras o distribuidas para este tipo de vehículo.

Otro camino a analizar sería la opción de eliminar el impuesto vehicular para vehículos nuevos de todo tipo, y que los más de ‘n’ años paguen este impuesto. Así, se desincentivaría el uso de autos antiguos que generan altos niveles de contaminación, como se hace en los países más desarrollados.

También propone habilitar línea de financiamiento estatal –redirigidas a través de las entidades financieras privadas de primer piso– que faciliten la compra de dichos vehículos con una menor tasa de interés.

En el caso de los incentivos no financieros, esboza el uso de vías exclusivas para estos automóviles, similares a las que utilizan algunas líneas de transporte público. Asimismo, en varias ciudades de nuestra región existen algunas restricciones basadas en las placas de tránsito, con la intención de mitigar algunos problemas como la contaminación o el tráfico como el ‘Pico y Placa’.

Un incentivo para la adquisición de vehículos eléctricos e híbridos –señala el BID– podría ser que dichas unidades estén exentas, al inicio, de las referidas restricciones de tránsito.

También se puede habilitar zonas de estacionamiento exclusivos, entre otros incentivos.

Fuente: transmeridian.pe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí