Inicio ANAP Cuál es la propuesta de la ONU para reducir costos de carga...

Cuál es la propuesta de la ONU para reducir costos de carga de vehículos eléctricos en América Latina

42
0

Los altos costos que implica la carga de un vehículo eléctrico, teniendo en cuenta su consumo de energía, puede obstaculizar la adopción de este tipo de movilidad en la región. Sin embargo, muchos países han encontrado una solución.

Un punto de debate pendiente en varios países de Latinoamérica es el de la tarifa específica para la carga de vehículos eléctricos, no solo con el objetivo de reducir el costo de carga sino para promover nuevos servicios a la red eléctrica así como el consumo de energías renovables.

Así lo afirma el Reporte de Movilidad Eléctrica realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el cual destaca algunos casos ejemplares como Uruguay y Costa Rica y advierte la necesidad de replicar este tipo de acciones para desarrollar la electromovilidad en la región aprovechando las facilidades que brinda hoy la big data.

“No solo la información a nivel individual o de una flota, sino la gestión del conjunto de datos de la red eléctrica permitirá aprovechar la flexibilidad de la demanda de vehículos eléctricos y, a través de tarifas dinámicas u otras alternativas de carácter económico o regulatorio, reducir los picos de demanda y aprovechar la generación de las tecnologías renovables”, asegura el informe.

Esto, a su vez, permitiría estandarizar elementos que permitan la interoperabilidad para el usuario y crear un mercado común regional, con lineamientos y códigos claros y seguros para los distintos países, dejando la puerta abierta para acuerdos internacionales que permitan la construcción de corredores eléctricos que superen las fronteras.

Es entonces que se plantea a la regulación de la carga vehicular, más que desde un enfoque de venta de energía, como un servicio del sector automotor adicional que permita integrarlo en los mercados eléctricos nacionales.

¿Qué sucede en Latinoamérica?

Uruguay

El territorio uruguayo tiene establecidas tarifas específicas tanto para la carga pública como residencial. Desde 2019, la Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas, mejor conocida como UTE, incorporó una tarifa para la movilidad eléctrica aplicada en la Red de Recarga de UTE que anima a cargar en momentos por fuera de hora pico.

Entonces, por ejemplo, el horario Valle es de 00:00 a 07:00 con un costo de $3,249/kWh (USD 0.07), mientras que el Llano va de de 07:00 a 18:00 y de 22:00 a 00:00 hs por $6,042/kWh (USD 0.14) y el Punta: de 18:00 a 22:00 hs a $15,783/kWh (USD 0.36).

Costa Rica

En el caso de Costa Rica, tiene establecidas tarifas para puntos públicos de carga. En 2019, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) definió una tarifa única de ¢182,72 para el funcionamiento de la red nacional de centros de carga rápida para vehículos eléctricos mediante la Resolución RE-0056-IE-2019.

México y Ecuador

La Comisión Federal de Electricidad de México (CFE) buscó promocionar la instalación de puntos de carga domésticos a través de la instalación de un segundo medidor que permita diferenciar el consumo vehicular para que la tarifa base no incremente.

En Ecuador también cuentan con este método y diferencian las tarifas dependiendo del voltaje. Entonces, aquellos consumidores cuyo voltaje recibido es inferior a 600 voltios aplican para bajo voltaje y, en consecuencia, dependiendo del período de consumo el precio aumentará o disminuirá.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí