Inicio Actualidad Cero emisiones: costos iniciales de capital aumentarán en USD 1,5 billones anual...

Cero emisiones: costos iniciales de capital aumentarán en USD 1,5 billones anual hacia el 2050

222
0
  • Una transición a emisiones netas cero implicaría una demanda mucho mayor de vehículos eléctricos.
  •  El análisis de McKinsey & Company muestra cómo el cambio podría crear oportunidades y riesgos para los fabricantes de automóviles de todo el mundo.

Las industrias de la movilidad son los motores de la economía global, permitiendo billones de dólares en comercio cada año. El transporte también se encuentra entre las fuentes más importantes de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), y representa el 19% de ellas. La buena noticia es que, con tecnologías climáticas como baterías, celdas de combustible y
biocombustibles, los vehículos podrían emitir poco o nada de GEI. Eso ayudaría tanto a las empresas como a los gobiernos a cumplir sus objetivos de cero emisiones netas.

Según el reciente informe ‘Mobility's Net-Zero Transition’ elaborado por los analistas del Center for Future Mobility de McKinsey & Company, la descarbonización de la movilidad
implicaría innovaciones importantes, incluido un cambio en la combinación de vehículos que se fabrican y un aumento en los costos de capital iniciales para los consumidores y las
organizaciones a medida que cambian a vehículos eléctricos (EV) y otras alternativas de transporte de bajas emisiones.

La industria automotriz está determinando cómo adaptarse a su futuro de cero emisiones, ya que el mundo tiene como objetivo eliminar el impacto de las emisiones de carbono del
transporte en los próximos 30 años. En ese sentido, para entender más el futuro de esta industria, McKinsey & Company da a conocer los siguientes hallazgos sobre su informe:

  • Los costos iniciales de capital aumentarán tanto para los fabricantes como para los consumidores, lo que significa que las fábricas de vehículos eléctricos serán más costosas de construir y los consumidores tendrán que pagar precios de etiqueta más altos. Estos costos iniciales de capital aumentarán a nivel mundial, de un promedio de USD 2,6 billones por año en 2021-2025 a USD 4,1 billones por año en 2046-2050.
  • Durante los años 2026-2030 se estima un costo inicial de capital promedio de USD 3,3 billones por año.
  • Para los consumidores, el mayor gasto en el punto de venta se verá compensado por menores costos de reparación y operación, pero no al principio. El coste total de propiedad de los vehículos eléctricos llegará en 2025 en Europa y en 2030 en EE. UU.
  • A nivel mundial, el costo total de propiedad de los camiones comerciales eléctricos con batería con un alcance de 125-185 millas alcanzará la paridad con los camiones convencionales para 2025.
  • El empleo total de la industria automotriz mundial es de aproximadamente 34 millones de empleos en la actualidad. Si bien se calcula que para el 2050, este número se verá reducido, el avance de la transición a cero emisiones permitirá la reubicación y la capacitación. Esto se dará a medida que los colaboradores realizan el cambio en las habilidades necesarias para trabajar con vehículos eléctricos en lugar de vehículos con
    motores de combustión interna (ICE).
  • Se crearán nuevos puestos de trabajo específicos para vehículos de cero emisiones (alrededor de 9 millones). Además, se pueden esperar otros 3 millones de nuevos
    empleos en trabajos de construcción para nuevas fábricas de vehículos de cero emisiones y el esfuerzo para construir redes de carga de vehículos eléctricos.
  • La industria de vehículos de cero emisiones ha atraído USD 400 mil millones en inversiones en los últimos 10 años y USD 100 mil millones desde 2020.
  • Las celdas de combustible impulsadas por hidrógeno tendrán un papel que desempeñar en ciertas regiones y mercados, especialmente en camiones comerciales pesados de larga distancia.

La movilidad es esencial para la interacción social, el comercio y la exploración y ahora debe descarbonizarse para limitar la acumulación de riesgos climáticos físicos. La transición a la
movilidad de bajas emisiones requiere no solo alejarse de las tecnologías de ICE, sino también la reingeniería de las cadenas de valor. Las respuestas coordinadas de los sectores público y
privado pueden facilitar esta transición, de modo que las partes interesadas puedan beneficiarse de las oportunidades y capear los riesgos que traerá.

Artículo anteriorKia instalará su primera planta eléctrica en Corea para vehículos multipropósito, mientras acelera la movilidad electrificada
Artículo siguienteBMW España y Real Madrid anuncian colaboración en torno a la movilidad del futuro y la sustentabilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí