Inicio ANAP Nissan da una segunda vida a las baterías de autos eléctricos

Nissan da una segunda vida a las baterías de autos eléctricos

77
0

A lo largo de su vida, los vehículos eléctricos tienen una huella de carbono significativamente menor que los automóviles tradicionales, pero para una verdadera sostenibilidad, debemos darles una segunda vida a sus baterías.

Diseñar y desarrollar un vehículo eléctrico tiene que ver con la sostenibilidad. Después de todo, durante su vida útil, los vehículos eléctricos son mucho más respetuosos con el medio ambiente que los autos tradicionales. Sin embargo, cuando los ingenieros de Nissan estaban redactando los planes para la primera generación del totalmente eléctrico, LEAF, tuvieron una idea clave: el desarrollo de automóviles eléctricos tenía que ser algo más que el rendimiento del vehículo. Esta nueva tecnología tenía que convertirse en una parte integral de cómo funciona nuestro mundo.

Hoy en día, esto resulta en avances como el proyecto Blue Switch de Nissan, que convierte los autos eléctricos en fuentes de energía de emergencia limpias, silenciosas y móviles después de desastres naturales. Ya desde el principio, hace más de una década, el equipo de Nissan estaba pensando cómo una de las partes más cruciales de un vehículo eléctrico, su batería, podría desempeñar un papel mucho más allá de la vida útil del automóvil que impulsa.

Por eso, varios meses antes de que saliera al mercado el primer LEAF en diciembre de 2010, Nissan se asoció con Sumitomo Corp. para establecer 4R Energy Corp. Su objetivo: desarrollar la tecnología y la infraestructura para re-fabricar, reciclar, revender y reutilizar las baterías de los vehículos eléctricos de Nissan, no por su valor de desecho, sino para dar energía a otras cosas.

Eiji Makino ha estado involucrado con 4R Energy desde sus inicios y se convirtió en su CEO en abril de 2014. Le apasiona encontrar soluciones que amplíen el valor ambiental y económico de las baterías para vehículos eléctricos. «Sabíamos que cuando se trataba de un auto eléctrico, la solución de reciclaje tenía que ser mucho más inteligente que la norma y tener distintos beneficios para sus propietarios», comenta Makino. «Simplemente reciclar un vehículo viejo para hacer chatarra no sería suficiente».

4R Energy tardó bastante en desarrollar las tecnologías y los conceptos adecuados. Por otra parte, tuvieron mucho tiempo, porque los vehículos eléctricos como el LEAF y sus baterías son notablemente resistentes. Ahora una vez que las baterías LEAF han llegado al final de su vida útil en un automóvil, 4R está listo para procesarlas, obteniendo instantáneamente como resultado un valor adicional más allá de lo que normalmente se espera que ofrezcan durante su vida útil normal.

 

Cuando una batería de un vehículo eléctrico con su primera vida útil agotada llega a la fábrica 4R, primero se clasifica. A veces, los componentes de la batería están como nuevos; obtienen una calificación «A» y se pueden reutilizar en nuevas unidades de alto rendimiento para un nuevo vehículo eléctrico. Con un grado «B», las baterías son lo suficientemente potentes para maquinaria industrial como carretillas elevadoras y grandes depósitos de energía estacionarios. Implementados en una casa o instalación comercial, por ejemplo, pueden capturar el excedente de electricidad generada durante el día por paneles solares y luego alimentar el edificio durante la noche.

Incluso los componentes de una batería que obtienen una calificación «C» se pueden utilizar, por ejemplo, en unidades que suministran energía de respaldo cuando falla la red eléctrica o en las tiendas de comestibles que deben tener sus refrigeradores y luces encendidos incluso durante un corte. Los ingenieros de 4R Energy estiman que las baterías recuperadas tienen una vida útil de aproximadamente 10 a 15 años, lo que extiende drásticamente la utilidad de las baterías para vehículos eléctricos y reduce su huella de carbono general.

Makino tiene otro argumento igualmente importante para reciclar las baterías de los vehículos eléctricos: la mayoría de los coches eléctricos son más costosos de producir y comprar que los autos tradicionales con motores de combustión interna. Eso es más que compensado por el beneficio de por vida de los vehículos eléctricos, por supuesto, porque los propietarios generalmente pueden esperar costos de mantenimiento más bajos y costos de «combustible» mucho más bajos. Sin embargo, con la tecnología Nissan y 4R, los propietarios de automóviles eléctricos pueden encontrar que la batería de su automóvil viejo podría ser un activo importante. Al crear una demanda de baterías que han superado su vida útil, 4R ayuda a reducir aún más el costo total de propiedad de los vehículos eléctricos. Los propietarios no tienen que vender su automóvil viejo, sino que pueden obtener un valor mucho más alto por su batería, lo que da como resultado un buen retorno de su inversión al final de su vida útil.

Energy sigue encontrando nuevas formas de re-fabricar, reciclar, revender y reutilizar baterías de vehículos eléctricos. En Yumeshima, una isla artificial en Osaka, en el oeste de Japón, una granja solar utiliza 16 baterías de vehículos eléctricos de iones de litio para hacer frente a las fluctuaciones de energía y almacenar su producción.

En Koshikishima, una isla frente a la costa del suroeste de Japón, 4R Energy ha creado un innovador sistema de gestión de baterías que hace posible que la energía eólica y solar alimente la red de carga que admite una flota de vehículos totalmente eléctricos. Es la primera de su tipo y hace una contribución importante al objetivo de los 5.000 residentes de hacer de Koshikishima una «isla ecológica» con cero emisiones de CO2.

La empresa también está desarrollando sistemas de baterías que ayudan a integrar la energía solar, el almacenamiento local de baterías y la electricidad en los vehículos eléctricos, y pueden utilizarse como fuente de alimentación de emergencia en el hogar. Otro caso de uso son las baterías para los vehículos guiados automatizados que son cada vez más importantes en las fábricas y almacenes modernos.

A 10 años después del lanzamiento del primer totalmente eléctrico Nissan LEAF, Makino finalmente está viendo cómo su visión original se hace realidad. Su equipo de ingenieros está dando una segunda vida a las baterías de los vehículos eléctricos, lo que hace que éstos sean accesibles y más atractivos de comprar al ofrecer una verdadera sostenibilidad.

Siempre a la vanguardia, 4R Energy ahora está poniendo todo en su lugar para brindar el mismo soporte «4R» (reciclar, re-fabricar, reutilizar, revender) para la próxima generación de vehículos eléctricos de Nissan, comenzando con el nuevo 100% eléctrico Ariya.

Nissan planea lanzar una gama completa de nuevos modelos de automóviles totalmente eléctricos. La investigación y el desarrollo de 4R, que duró 10 años, finalmente está dando sus frutos, para lo mejor de los propietarios de automóviles eléctricos y del planeta.

Fuente: anap.pe 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí